¿En qué consiste el REFARMING?

refarming

¿Qué es?

Primera descripción rápida: se trata de una práctica de reorganización del espectro radioeléctrico en redes de celular.

Empezamos por lo más fácil: ¿De dónde viene esta palabra?

Es una palabra inglesa que describe lo que hacen las explotaciones agrícolas grandes a notar que sus parcelas de terreno que compraron (a campesinos menos afortunados), se pueden reunir en campos más grandes, “optimizando” el costo de explotación (porque es más fácil por la maquinaria).

Bueno, en celular ocurre más o menos lo mismo: históricamente el celular empezó con pocos operadores en cada país. En Colombia, por ejemplo, la gente mayor se acordará de la pareja COMCEL – CELUMOVIL que se compartía la banda 850 MHz.

En aquel tiempo, un análisis simplista podía ser que “bueno, cortamos la manzana en dos y ya”. Desafortunadamente la situación es más difícil que eso. El ejemplo típico colombiano al respecto es el siguiente: un sistema con dos opciones no garantizaba un buen servicio. Se volvía una especie de monopolio bicéfalo que terminaba perjudicando a los usuarios finales (que somos nosotros).

Así que en muchos países se empezó a autorizar nuevos operadores, justificados además por el crecimiento del mercado.

Eso, más la evolución de las normas de celular (2G, luego 3G, luego 4G), con tecnologías diferentes y un aumento del ancho del canal de comunicación a cada generación, y encima una explosión del tráfico de datos que vino después a competir con el tráfico de voz, provoco una necesidad de más frecuencias.

Para conseguir más frecuencia, la táctica casi universal es la compra por “subasta” de nuevos segmentos de bandas (compra muy costosa, por cierto). Eso implica que el espectro estará fraccionado de una manera difícilmente manejable después de un tiempo.

Hay otro fenómeno, consecuencia de la evolución de las normas de la tecnología celular (y también de la cultura frente a Internet) que se puede resumir en un cambio gradual de la llamada de voz sobre circuito conmutado en 2G en la banda 850 MHz, hacía la conexión de datos continúa en 3G en la banda 1900 MHz, en zona urbana.

La consecuencia es, además de requerir más canales, la necesidad de reorganizar el espectro para que quepan más canales 3G en zona urbana, mientras que al contrario en zonas rurales la voz 2G seguirá siendo válida por mucho tiempo todavía.

Y acá está el lío: ciertos pedazos de banda no permiten que un nuevo canal 3G quepa fácilmente: por ejemplo, en redes celulares de primera generación (AMPS, TACS, NMT), el ancho de banda de un canal era de 25 a 60 Khz. En segunda generación este ancho de banda ya había crecido (200 KHz en GSM, 1.2 MHz en CDMA one). En tercera generación, el ancho de canal había subido a 5 MHz (en UMTS, luego en HSPA). Llegando a la cuarta generación, un canal puede ocupar hasta 20 MHz…

Con lo anterior, podemos entender que un fenómeno de entropía empieza a instaurarse.

Nota: para ser más exacto, el problema no es tanto la tecnología 4G que simplemente se trasladó a otras bandas (pero en el futuro, la entropía alcanzara estas bandas también). El principal problema está en la cohabitación de GSM (2G), con UMTS/HSPA (3G), porque comparten las mismas bandas y son espectralmente incompatibles.

Podemos echar más leña al fuego diciendo que 2G es una tecnología que se rehúsa a morir (es demasiado eficiente en las zonas rurales).

Las razones expuestas explican por qué se necesita reorganizar las bandas: reagrupar las frecuencias disponibles en bloques unidos para cada operador permitirá que quepan más canales 3G en una banda dada, mientras que la 2G verán disminuir su cantidad de canales en zona urbana… Más no todavía en zona rural.

¿Cómo se hace?

Lo más difícil es ponerse de acuerdo:

  1. Todos compraron sus frecuencias a un alto precio, así que no quieren perder ni un KHz de lo que tienen hasta ahora.
  2. Una vez que se elaboró un plan de frecuencia (con dolores de parto), hay que organizar la migración conjunta de todos los operadores implicados a sus nuevos segmentos AL MISMO TIEMPO, y QUE DEBE SER (ojalá) IMPERCEPTIBLE PARA EL USUARIO FINAL.
  3. Que la nueva distribución no perjudique ni a los operadores ni a los usuarios (en teoría, todas las frecuencias de una banda son equivalentes, en la práctica puede haber sorpresas por un comportamiento no perfectamente lineal de los transmisores, y también de la aparición de algunas interferencias que no se contemplaron bien).

Luego, viene la dificultad técnica: un “refarming” es cómo una actualización de software, pero a gran escala. Preguntémosle a los funcionarios de Microsoft que pasa al momento de una actualización mayor de Windows, les dirán que siempre hay maquinas que no funcionan después.

En una operación de “refarming”, los funcionarios y contratistas de los operadores duermen poco, y deben rehacer el trabajo varias veces (sin que los usuarios lo noten, o si lo notan, que sea lo menos posible).

Por todo lo anterior, la operación puede perfectamente fracasar, en tal caso se vuelve a la situación anterior y se regresa a la mesa de negociación.

Caso de Colombia

Una operación de refarming global está en preparación durante el transcurso de 2017, es decir a nivel nacional.

Banda 1900MHz

Esta operación involucrara por supuesto el regulador colombiano (la CRC), y los operadores físicos, a saber: Claro, Movistar y Tigo. Nota: Avantel y DirectTv se quedan a margen porque el “refarming” reorganiza solo las bandas 850 MHz y 1900 MHz, bandas en la cual no operan.

Aunque no sea el tema de esta publicación, contesto a una inquietud de los lectores: ¿No existen más operadores en Colombia? Efectivamente si hay más operadores en Colombia: ETB, UFF, Móvil Éxito y Virgin Mobile. Sin embargo, estos operadores son “virtuales”, es decir que están hospedados por operadores físicos con los cuales tienen contratos comerciales:

  • ETB, UFF y Éxito están hospedados por la red física de TIGO,
  • Virgin Mobile está hospedado por Movistar.

Ellos no harán parte del proyecto, pero sí, lo van a seguir con mucha atención.

Si todo anda bien, no nos daremos cuenta de nada.

Escrito por:

Robert Ravoalavoson

Leave A Comment