Cómo los cables submarinos han redefinido el concepto de la brecha digital en el mundo – Colombia, Caso de Estudio

Linea amazónica subacuatica Peru - Colombia

Figura 1

Colombia ganó el año anterior en la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones en Barcelona por el Plan Vive Digital, el premio al gobierno con las políticas de telecomunicaciones más innovadoras del mundo. Vive Digital, es el plan de tecnología, cuyo objetivo es lograr en el país, un salto tecnológico mediante la masificación de Internet y el desarrollo del ecosistema digital nacional, a través del uso de las TIC [1]. Las conclusiones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, que tuvo lugar en Río de Janeiro, en junio pasado, confirman que el trabajo realizado en Colombia por organizaciones públicas y privadas, son el factor clave para responder al desafío del gobierno y para lograr la prosperidad democrática a través de la apropiación y  uso de la tecnología. Proyectos como el cable submarino para la Isla de San Andrés, en servicio desde 2010 y la Red Nacional de Fibra Óptica (Proyecto Vive Digital), que  lleva servicios de banda ancha a más de 750 municipios, son los ejemplos y lecciones para compartir con nuestros vecinos de Ecuador, Brasil, Perú y Venezuela, buscando con ello crear el espacio político necesario para lograr el apoyo necesario que permita tender un cable sub-acuático de fibra óptica entre Manaos (Brasil), Tabatinga (Brasil), Leticia (Colombia) e Iquitos (Perú) , capaz de reducir la brecha digital sugerida por Ley de Telecomunicaciones de 1996 del FCC y formulada y clarificada por la UIT en el Informe del 2003 “Vigilancia de la brecha digital … y más allá”.
/div>

1. INTRODUCCIÓN

La historia de las Telecomunicaciones en Colombia parece olvidar el 19 de Mayo de 1990. Ese día, fue inaugurada por el Presidente Virgilio Barco (QEPD), la primera conexión de cable submarino por fibra óptica hacia Suramérica. Este sistema promovido y diseñado por AT&T denominado TCS-1, de igual tecnología que los cables hacia Europa TAT-8 y hacia el Pacifico TPC-3, marcó el inicio de la digitalización interoceánica en este continente. El mundo analógico de datos en Colombia era transportado desde Bogotá hasta la cabecera del Cable en Barranquilla a través de una plataforma conocida como COLDAPAQ, de propiedad de TELECOM, operador estatal que desapareció de la noche a la mañana  por causa de la apertura del sector, de la regulación y de la competencia. La velocidad de las conexiones de datos para las universidades, la banca y el sector empresarial fluctuaba entre 1200 y 9600 baudios, siendo además afectada permanentemente por las condiciones anómalas de la propagación en el trópico.

Como producto de las necesidades de mejoramiento continuo de algunas compañías multinacionales establecidas en la Costa Atlántica Colombiana, la red ACCUNET de AT&T, llegó a Colombia en 1991. Este salto tecnológico aceleró la demanda de servicios de alta calidad y forzó el desarrollo de las redes de transmisión digital hacia el interior del país, logrando en 1997   cerrar el primer anillo nacional de fibra óptica de más de 4000 Kilómetros, incluyendo la interconexión a través de un festón de cable submarino de tres de los puertos más importantes del Caribe Colombiano.

Con las limitadas necesidades de crecimiento internacional, pero con la obligación de renovar el parque tecnológico, Colombia en cabeza del operador dominante de la época Telecom, firmó el MOU (Memorandum of Understanding) de los cables Panamericano en 1996 y Maya-1 en 1998. Estos sistemas que entraron operación en 1997 y en el 2000, fueron afectados por el exceso de capacidad adquirida y no asignada, que desestimularon el tráfico telefónico internacional  convencional. El éxito del cable FLAG en 1997, disparó en operadores e inversionistas de todo el mundo, expectativas y proyecciones de crecimiento que tardaron casi una década en  ser materializadas, provocando de paso el colapso de las .com en el año 2000.

El ingreso al mercado nacional al inicio de la década anterior, de actores de primer orden como Internexa, Orbitel, Promitel y Telmex para citar los más conocidos, o la desaparición de otros como Telecom y sus telefónicas asociadas, creó de alguna manera las condiciones para que el trinomio Gobierno – Inversionistas – Tecnologías de Información y Comunicaciones TIC (GIT), consolidaran en los últimos trece años, una poderosa  infraestructura de fibra óptica de más de 30.000 kilómetros de longitud, con una cobertura que alcanza 1.000 municipios, 8 cables submarinos, incluyendo un segmento nacional hacia la isla de San Andrés bajo la modalidad de contrato de aporte Gubernamental, 6 millones de suscriptores de banda ancha equivalente alrededor del 12.7% de la población de Colombia, 1.2 millones de accesos de Internet móvil o conexiones de baja velocidad, 48.5 millones de suscriptores móviles, 4.1 millones de suscriptores de televisión por cable y el reto de llegar a la Amazonía con cables de fibra óptica.

2. FACTORES DIFERENCIADORES QUE CAMBIARON LA FORMULACION TRADICIONAL DE LOS PROYECTO DE CABLE SUBMARINO

Para 1996, los fenómenos mundiales de pérdida del tráfico telefónico conmutado como consecuencia de la aparición de las tecnologías VoIP, SDH, DCME, el aumento de operadores, la tasa contable, el call back y la necesidad  de satisfacer la demanda de servicios dedicados internacionales, obligaron a los operadores incumbentes Latinoamericanos a buscar salidas por el Pacifico como un mecanismo comercial de supervivencia. Del otro lado del mundo ya se tenían ejemplos de proyectos exitosos como FLAG y de estudios de mercado y demanda tan revolucionarios como los emprendidos por Neil (Sunil) Tagare en KMI (Kessler Marketing Intelligence KMI) que trataban de replicarse aunque se desconocían  las proyecciones y repercusiones de un Internet que aun sin consolidarse, no despertaba ninguna sospecha sobre su extraordinario crecimiento y masificación.

Entel Chile, Telefónica del Perú, Emetel Ecuador, Intel y Cable & Wireless Panama, Telecom Colombia, Ice Costa Rica y AT&T de Estados Unidos, por la iniciativa de Entel Chile, emprendieron el largo viaje de transformar un memeorandum de entendimiento en un proyecto de cable que se conocería posteriormente como Cable Panamericano.  Los intereses de las partes se deformaron en lo que se denomino “La Noche Negra de Cartagena” y el sistema de cable Panamericano cambió su configuración básica amarrando en Barraquilla (Colombia), Punto Fijo (Venezuela), Aruba, Saint Croix y St. Thomas.

La dirección de los comités técnicos fue asumida por Telefónica de España quien de paso incorporó a CTC Mundo de Chile recién adquirida y reclamo la apertura del amarre en Arica en una configuración elegante y revolucionaria. El retiro del ICE de Costa Rica y los conflictos políticos regionales influyeron igualmente en el rediseño del Sistema.  El cable Panamericano marcó el salto tecnológico más importante de la región. A diferencia de TAT-8, TPC3 y Florico-TCS1, este sistema de naturaleza SDH, amplificación óptica y anillos colapsados, se materializó integrando la planta sumergida de Alcatel en el Atlántico y Tyco en el Pacífico, los equipos Terminales y de Potencia de KDD-NEC bajo la gestión y Administración de Telefónica del Perú.

Los proyectos de cable submarino ejecutados antes de 1996 fueron dimensionados de acuerdo con las estadísticas relacionadas con el tráfico telefónico y de datos, se desconocía el impacto social de Internet y de la telefonía móvil celular, por lo que el adelanto de un país o una región era medido en términos de densidad telefónica e ingreso per cápita.

3. EL CONCEPTO DE LA BRECHA DIGITAL LLEGA A COLOMBIA, SE QUEDA Y SE TRANSFORMA

En el congreso de Cintel del año 2000 en Cartagena Colombia, el experto en Telecomunicaciones de ASETA, Jairo Gómez Malaver, planteó el  concepto de Brecha digital, sus variables y cómo medir sus efectos en la Comunidad Andina. La brecha digital era definida entonces, como diferencia existente entre las personas, comunidades, provincias, o países que cuentan con las condiciones óptimas para utilizar adecuadamente las tecnologías de la información y la comunicación en su vida diaria y aquellas que no tienen acceso a las mismas o que aunque lo tengan, no saben utilizarlas.[4]. Las ecuaciones fueron aplicadas en distintas zonas del país, tomando como base la penetración telefónica e informática de los hogares, los índices de desarrollo humano, las necesidades básicas y el ingreso per cápita. Pronto el modelado debió ser revaluado pues, los indicadores de disponibilidad de computadores, líneas telefónicas y  conocimiento básico informático, fueron absorbidos por la explosión de Internet, las redes celulares y la masificación de la apropiación tecnológica.

La metodología sugerida por la UIT en su documento “MANUAL for Measuring ICT Access and Use by Households and Individuals” está siendo estudiada y aplicada por Universidades, operadores y entidades gubernamentales para validar el impacto de los programas como VIVE Digital. [5]. Los resultados han sido tan disimiles que no puede obtenerse una imagen clara del fenómeno, sin embargo estos resultados están ayudando a clasificar las zonas con limitaciones de acceso a las TIC y en consecuencia marcar las regiones donde los coeficientes de la desigualdad deben ser corregidos.

4. IMPACTO DEL TRINOMIO GOBIERNO – INVERSIONISTAS – TIC

La figura 2, muestra el impacto de los esfuerzos realizados por el trinomio GIT en Colombia. Claramente se observa la penetración de las redes de acceso en el área centro occidental del país incluyendo el territorio Insular de San Andrés, y es entendible, pues el 99% de la población se encuentra distribuida allí, sin embargo es mandato constitucional, brindar igualdad de oportunidades a todos los ciudadanos. Para el caso particular del Amazonas colombiano, que es en esencia igual al Brasileño y al Peruano, a los factores de igualdad reclamados aquí, habría que sumarle la retribución del Planeta Tierra por la contribución perpetua en suministro de oxigeno, agua y balance térmico. Para nadie es un secreto que la materia prima fundamental para lograr que los cables submarinos telegráficos tuvieran el aislamiento adecuado, fue extraída de las selvas del Amazonas. Manaos se convirtió a finales del siglo XIX gracias a la explotación de esta resina extraordinaria, en una de las ciudades más importantes del mundo, pero su esplendor se extinguió cuando se replicó el experimento de su cultivo en la antípoda Malaya. Aunque Manaos ha resuelto el problema de interconexión eléctrica y de Telecomunicaciones, gracias a la contribución del IIRSA (INICIATIVA PARA LA INTEGRACION DE LA INFRAESTRUCTURA REGIONAL SURAMERICANA) y del trabajo conjunto de los gobiernos de Venezuela y Brasil [6], queda pendiente toda la cuenca Amazónica entre Manaos – Tabatinga – Leticia e Iquitos. Ninguna posibilidad existe en la actualidad para interconectar estas poblaciones por líneas de Alta tensión. La época de lluvias que va desde Diciembre hasta Junio, impediría cualquier desarrollo de esta naturaleza, sumando además como impedimento, la imposibilidad de establecer las franjas de protección de mínimo 50 metros de ancho bajo los conductores eléctricos a lo largo de aproximadamente 2000kilometros de longitud.

5. LO QUE DICE LA HISTORIA

Todo comenzó en 1895 cuando los hermanos Siemens se atrevieron a tender a bordo del CS Faraday [7], un cable telegráfico subacuático, desde la desembocadura del rio Amazonas en Belem du Pará hasta la ciudad de Manaos, cuna mundial del caucho, con la arriesgada misión de sacar palabras de la selva hacia los mercados de estados Unidos, Europa, Asia y en general a cualquier punto de la tierra equipado con un sistema Morse. La euforia duró pocos años pues la dinámica del rio más caudaloso del mundo, superó las previsiones y el proyecto de 2900 Kilómetros [n] fue abandonado por la extrema dificultad para efectuar reparaciones y por el advenimiento de la telegrafía sin hilos, patentada por Marconi en 1900. La historia es pobre en detalles de esta naturaleza, pero el ciclo auge y caída alcanzado, es inferior a 10 años.

5.1 LA SUPERCOBRA

Este sonoro y sugestivo nombre latino es el acrónimo de Línea Amazónica SUbacuática PERú COlombia BRAsil y es en efecto, el nombre propuesto para denominar la super-serpiente de acero y fibra con alma de luz, que  deberá yacer en el fondo del rio Amazonas por muchos años, con la misión de  interconectar al menos medio millón de personas ubicadas a lo largo del rio Amazonas, entre Manaos e Iquitos, en una longitud de aproximadamente 2000 Kilómetros. La distribución de las poblaciones más importantes involucradas en el proyecto se muestra en la Figura 2.

El trafico de internet proveniente de las estaciones de cable localizadas en Camuri (Venezuela) o Fortaleza (Brasil) y enviado a Manus via Santa Elena de Uairen (Ven) – Boa Vista (Bra), seria  enrutado hacia Tabatinga y Leticia  a través de una cadena de estaciones terminales localizadas en centros poblados y estratégicos donde la señal principal es regenerada y retransmitida sin recurrir a dispositivos de tele alimentación.

El tramo final hacia Iquitos de 410 Kilómetros de longitud, 70 de los cuales pertenecen a Colombia, está marcado por cambios de curso del rio muy frecuentes, sobre todo en las proximidades de Iquitos. Para contrarrestar esta amenaza, han surgido propuestas tan descabelladas como cruzar la selva amazónica utilizando postes metálicos articulados e instalados siempre por encima de la cota de desborde del rio en su máxima temporada. A diferencia de las torres de alta tensión, estos apoyos no afectan el corredor del tendido y deberían tener la altura suficiente para que la catenaria en su punto más bajo sobrepase las copas de los árboles de mayor altura. Para propósitos de estudios preliminares se han considerado apoyos de 50 metros de sección dodecagonal de 1.50 metros de diámetro y vanos entre 400 o 500 metros con cables del tipo ADSS.

 Como alternativas para la interconexión con un punto de presencia establecido, se ha considerado también la opción de enrutar el tráfico del Amazonas a la ciudad de Sushufindi en la Provincia de Sucumbios, desde donde podría conectarse al municipio de San Miguel en  departamento del Putumayo Colombia. Esta opción atraviesa varios parques nacionales, tiene 600 Kilómetros de longitud y es similar en sus consideraciones de tendido a la opción anterior desde Iquitos a Leticia a través de la selva Peruana.

Las poblaciones de Tabatinga (Brasil) y Leticia (Colombia), estarán conectadas a través de un cable terrestre de Fibra óptica de aproximadamente 5 Kilómetros. La cobertura regional para cada estación terminal, dentro de un rango de 40 Kilómetros, podría lograrse vía radio.

supercobra sld

Figura 2

5.2 EL PUNTO DE PARTIDA

Los miles de documentos relacionados con el extraordinario mundo del Amazonas, son una invitación al género humano a descubrirlo, amarlo y conocerlo.  Las investigaciones de  la Fundación Elsevier [x], son un claro ejemplo de lo que en materia de ciencia y salud, podríamos todos beneficiarnos con la interconexión vía fibra óptica para el Amazonas.

El siguiente gráfico tomado del Journal of Hydrology, Volume 374, Issues 1–2, 30 July 2009, muestra el perfil del rio Solimoes antes de llegar a Manacapuru, punto de partida del sistema de cable propuesto. Solimoes es el nombre del rio entre Tabatinga y Manaos; a partir de esta ciudad y tan pronto como se mezclan sus aguas con las del rio Negro, toma en el Brasil el nombre de Amazonas. Uno de los mayores desafíos del estudio,  es encontrar la forma de preservar el cable a los efectos de cambios de nivel superiores a los 20 metros entre las temporadas de invierno y verano, observando al tiempo los efectos del subfondo como consecuencia del movimiento de sedimentos de todo tipo desplazándose a mas de 5 m/seg.

soliomes profile

Figura 3

6. CONCLUSION

La mayor parte de las tecnologías y conceptos utilizados para diseñar los sistemas de comunicaciones de los siglos XIX  y XX, han sido revaluados tan profundamente hoy, que resulta difícil imaginar el mundo de los próximos 25 años; por igual motivo, la escala de los ejes para  graficar  las  ecuaciones que miden la brecha entre letrados e iletrados digitales, aunque no escapa de la realidad temporal, medible y visible, se ha alterado significativamente, mostrando diferencias cada día mas profundas.  No hacer algo ahora diferente a admitir quehan existido dificultades que señalan como inviables los proyectos que contemplen el tendido de infraestructura lineal de telecomunicaciones a través de los grandes ríos, es igual a condenar por unanimidad a los habitantes de la cuenca Amazónica al analfabetismo digita para siempre.

No hacer nada es evitar que la gente de Amazonas no pueda saltar del océano a la nube! (Slogan de Suboptic 2013 – From Ocean to Cloud)

Asi como recibimos cada día del Amazonas, parte del Oxígeno que respiramos, debemos entender que la única manera de reducir la brecha digital existente alli, es aunando esfuerzos para construir un cable sub-acuática a través del río Amazonas o saltar por la selva instalando enormes postes que sirvan de apoyo a los cables de fibra sin talar árboles, o modificar el entorno.

Este documento es una invitación abierta a la particular industria de los cables submarinos y sus científicos, a los Gobiernos de Colombia, Brasil, Perú, Ecuador, a las Universidades de todo el mundo, Centros de investigación Hidrográficas, compañías farmacéuticas, agencias de cooperación internacional, al IIRSA, al  BID, al Banco Mundial, y en general los usuarios de la web, para pensar y trabajar juntos en la búsqueda de una solución al problema de la conectividad de la Amazonía.

“The impossible missions are the only ones which succeed”

Jacques Cousteau

7. REFERENCIAS

[1]        Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, “Colombia, the country with the best telecommunication policies in the world”, http://www.mintic.gov.co/index.php/mn-english-news/853-colombia-the-country-with-the-best-telecommunication-policies-in-the-world.

[2]        Sciadas George, Scientific Director and Editor, Giguère Pierre, Project Manager, Charron Claude-Yves Publisher,  “From The Digital Divide To Digital Opportunities Measuring Infostates For Development ”, Copyright Orbicom, 2005

[3]        Stephenson Neal, “Mother earth motherboard” http://www.wired.com/wired/archive/4.12/ffglass.html, , dec 1996.

[4]  Gomez,  Malaver Jairo,  “Closing the Digital Divide through e-strategies development”, Quito Ecuador, Cuantificacion Brecha Digital Presentation, pag.  8,   26,27 Nov. 2009

[5]  Sami Al Basheer Al Morshid, Director Telecommunication Unión Internacional de Telecomunicaciones Development Bureau (BDT) , “Manual for Measuring ICT Access and Use by Households and Individuals ”, 2009.

[6]  IIRSA, INICIATIVA PARA LA INTEGRACION DE LA INFRAESTRUCTURA REGIONAL SURAMERICANA (IIRSA), http://www.iirsa.org/proyectos/principal.aspx.

[7]  Rachna, Asthana, “Study of P-cycle based protection in Optical networks and removal of its shortcomings”, A thesis submitted in partial fulfilment of the requirements for the degree of Doctor of Philosophy”, Department of Electrical Engineering, Indian Institute of Technology, Kampur, India, Nov 2007.

[8] Mark A. Trigg, Matthew D. Wilson, Paul D. Bates, Matthew S. Horritt, Douglas E. Alsdorf, Bruce R. Forsberg, Maria C. Vega, “Amazon flood wave hydraulics”, Journal of Hydrology, Volume 374, Issues 1–2, 30 July 2009, Pages 92–105, http://dx.doi.org/10.1016/j.jhydrol.2009.06.004

Copyright SubOptic 2013

Escrito por:

Jorge O García Lozano